El 14 de julio de 1983 abrimos por primera vez la puerta de nuestra tienda en la calle Jesús Guridi, 2, de Vitoria-Gasteiz. Artepan hacía realidad una inquietud de sus fundadores que querían poner en marcha una panadería que pusiera en valor el proceso de elaboración del pan de siempre y que pudiera hacer productos diferentes: un nuevo concepto de panadería-pastelería que quería desde su primer día recuperar el máximo respeto por el pan.

Trabajamos únicamente con una selección de materias primas naturales, cuidando al máximo detalle la calidad, los procesos de elaboración y obteniendo como resultado un producto de la más alta calidad.

Desde entonces, y ya han pasado 37 años, Artepan ha recorrido diferentes etapas en su crecimiento: nuevas tiendas, hasta las actuales cinco ubicaciones, un nuevo obrador, nuevos proyectos relacionados con el pan y sobre todo una historia que toma forma de realidad con la amplia gama de productos que existen en la actualidad. Porque cada pan, y cada dulce, tienen una fecha y un por qué.

La historia ha tenido en todo momento sus ingredientes base: la búsqueda, selección y empleo de la calidad de sus materias primas naturales, la inquietud por respetar los tiempos en los procesos de elaboración y el trato exquisito con el cliente. A partir de aquí, en estos 37 años de actividad diaria, Artepan ha ido evolucionando su proyecto: nuevos productos, nuevas inquietudes, adaptación a las nuevas exigencias del mercado, nuevos retos por abordar para fortalecer el auténtico y verdadero valor del pan y situarlo en el lugar de honor de la alimentación saludable y nutritiva. A partir del año 2000, se produjo la irrupción de los panes especiales, la respuesta a las condiciones de salud de nuestros clientes, el pan en diferentes tamaños, ingredientes base y con otros alimentos añadidos. Nuestra pastelería y bollería comparte este saber-hacer en realizar unos productos reconocibles, con sabor, sanos y naturales, sin conservantes de más, sin sucedáneos, sin mentiras.