Huevo hilado: historia y elaboración

21
dic
2010

El huevo hilado es un alimento decorativo en forma de finos hilos de color amarillo-anaranjados elaborado con yemas de huevo y azúcar. La textura y su color le convierten en un elemento apropiado para decorar platos de carnes o embutidos, bandejas de marisco, pescados (generalmente salmón), canapés, etc. El efecto que hace sobre los platos es doble, por un lado aporta color y por otro contrasta su ligero sabor dulce con el salado de los otros platos. Nosotros, en Artepan, lo elaboramos solamente en Navidad.

canapés con huevo hiladosalmón con huevo hiladosalmón con huevo hilado cucharafiambre con huevo hilado

 

Historia

Según el libro “La alimentación y la nutrición a través de la historia” escrito por Jordi Salas – Salvado, Pilar García – Lorda y José Mª Sánchez Ripollés, el orígen del huevo hilado, data de la época del Imperio Bizantino.

Desde la caída de Roma, hasta el siglo XV, el Imperio bizantino desarrolló una brillante civilización, tanto social, económico como culturalmente diferenciada tanto de la Antigüedad grecorromana como de la Edad Media en la Europa occidental.

La gastronomía del Imperio Bizantino, se podría decir que es una mezcla entre la gastronomía del Antiguo Oriente Medio, la herencia de la gastronomía del Imperio Romano y la gastronomía griega, y esto la convierte en un tipo de gastronomía más sofisticada y elaborada. Desarrollaron muchísimos platos, supieron cocer al punto, y en contra de lo que opinan los franceses, parece que fueron los creadores del hojaldre. También fueron maestros en el arte de picar la carne, sazonarla, empanar  y hacer uso de los rellenos y endulzar con diferentes hierbas.

Muchos de los alimentos se conseguían mediante las rutas comerciales de Oriente, como también en los mercados de alimentos autóctonos. Entre algunos de los alimentos más consumidos por los bizantinos destacan: frutos secos (pasas, almendras, etc…) y frutas (uvas, manzanas, etc…), vino, carnes de ganado, aves, esturiones, y el uso de especias para condimentar los platos, tales como por ejemplo el coliandro, cilantro verde, pimienta, mostaza, sal, azúcar y miel.

En la gastronomía bizantina también aparecen cambios, uno de éstos fue la nueva costumbre de respetar horarios para las comidas: desayuno, comida y cena, como también utilizar sillas y mesa para comer.

Los bizantinos también inventaron varios utensilios, entre ellos el tenedor.

Por otro lado, aparecen nuevas recetas culinarias bizantinas la mayoría de ellas están documentadas en los “Calendarios de Régimen” datados en el. s.XI y que muestran una dieta equilibrada.

 

Ahora vamos a ver cómo se elabora el huevo hilado.

 

Ingredientes

  • Yema de huevo
  • Almíbar (agua y azúcar)

Sin aditivos ni conservantes imprescindible conservar en frío. Caducidad 1 semana desde la compra. Producto apto para celiacos.

 

Proceso de elaboración

1º Se desclaran perfectamente los huevos frescos, no tiene que quedar ninguna hebra de clara.

 DESCLARADO DE HUEVOS

2º Movemos ligeramente los huevos, sin batir, para no generar burbujas.

MOVER LOS HUEVOS SIN BATIR

3º Se prepara un almíbar.

PREPARACIÓN DEL ALMÍBAR

4º Cuando rompe a hervir está listo para cuajar la yema.

ALMÍBAR HIRVIENDO

5º La operación de vertido de las yemas hace que el huevo cuaje en forma de hilos dentro del almíbar Para ello se utiliza un hilador de 5 puntas.

HILADOR DE 5 PUNTAS

6º Se ponen inmediatamente tras esta operación en agua fría y se retiran con una espumadera para que se sequen.

RETIRANDO HUEVO HILADO 1RETIRANDO HUEVO HILADO 2

7º Ya tenemos el huevo hilado listo para consumir

HUEVO HILADO TERMINADO

Comparte:
  • email
  • Twitter
  • Facebook
  • Digg
  • del.icio.us
  • Google Bookmarks
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • LinkedIn
  • Meneame
  • MySpace
  • Netvibes

Imprimir el post Imprimir el post

Escribe un Comentario

Su correo nunca será publicado ni compartido. Los campos requeridos están marcados *

*
*