Food Trend Trotters y la comida en el mundo

29
Jun
2011

Hay oportunidades que no se pueden dejar pasar. Y el curso al que asistimos en Azti Tecnalia el pasado viernes es una de ellas. Más que un taller, fue una experiencia culinaria por Estados Unidos y Japón sin movernos de Euskadi. La idea partió del grupo Food Trend Trotters, un equipo joven y dedicado a la investigación del mercado alimenticio en el mundo. Su promotor, Asier López, ha viajado durante dos meses por estos países como turista gastronómico, para curiosear los usos y costumbres en la cesta de la compra que tienen las gentes por esos lares, en grandes ciudades y zonas rurales. Como colofón, se organizó esta convocatoria a la que acudimos desde Artepan y en la que estuvimos acompañados por representantes de empresas alimentarias de todo tipo. El objetivo, analizar posibles aplicaciones de presentación de producto, marketing y empaquetado (packaging) a nuestro ámbito.

La jornada se dividió en tres talleres. El primero estuvo centrado en la identificación de la macro y la micro tendencia gastronómica, es decir, en distinguir qué supone una novedad en venta de alimentos, cuándo comienza a ser una tendencia y cómo se convierte en moda. Obviamente, el ritmo de vida de estos países es muy distinto al nuestro, aunque ya podemos ver la proliferación de ciertos productos como el tradicional arroz blanco comercializado en vasitos que pueden calentarse en el microondas en tan solo un minuto.

El taller puso sobre la mesa la imagen y lo que se quiere transmitir al consumidor a la hora de vender un producto y que, en ocasiones, puede llegar a ser incluso más mportante que el producto en sí en el impulso de compra. Las emociones, la customización (o adaptación de esa imagen a lo que queremos que transmita ese producto), la salud, el bienestar, la ética o la conveniencia fueron conceptos que trabajamos en el curso. Por ejemplo, aquel producto que quiere transmitir una imagen natural tendrá entre sus colores el verde o entre sus materiales el cartón reciclado, aunque que sea precocinado.

Asier López nos transmitió conclusiones interesantes en torno a la tendencia en Japón al denominado fresh vending o alimentos frescos y preparados para su consumo, como la fruta pelada y cortada; los productos que transmiten el cuidado de la salud mental del consumidor; la venta online; los puntos de venta decorados en función
del público objetivo; los productos étnicos y locales; o incluso las nuevas tecnologías, como la venta de marisco sin concha.

La segunda parte del taller consistió en probar alimentos traídos de ambos países por grupos. Cada grupo debía valorar con rojo, ámbar y verde -a modo de semáforo- el sabor, la textura, la apariencia y si ese alimento tendría éxito en nuestro entorno. A Artepan le tocó el grupo del zumo de zanahoria en lata, un pescado desconocido en apariencia y paladar, y un envase de pasta de lo más curioso, traído de EEUU. Se trataba de una ración individual cuyo embalaje explicaba los pasos a seguir para tener el plato listo en tres minutos. La pasta se cocía en el microondas con una cantidad de agua ya estipulada. Una vez hecha, se eliminaba el agua previa colocación de una tapa de plástico agujereada, para después mezclar la salsa de setas y carne que venía en un sobrecito aparte. Listo en 3 minutos. El producto era redondo desde el punto de vista del marketing, puesto que dejaba claro al consumidor que, por mucho que estuviera precocinado, él es quien cocina ese plato de pasta… ¿Llegará algo así en breve a nuestras tiendas?

En el resto de grupos, había otras curiosidades como unos huevos a la ranchera precocinados y pensados para que los montañeros o excursionistas los calienten directamente en la bolsa de empaquetado (poco apetitosos en nuestra opinión…).

Por último, la tercera actividad del taller consistió en que cada grupo creara un alimento, en concreto una bebida de dosis individual, para cuya preparación podía emplearse un electrodoméstico. Y nosotros inventamos los cubitos congelados de zumos o hierbas para dar el toque a todo tipo de combinados. A punto estuvimos de firmar la sociedad para comercializarlos…

 

Grupo durante la jornada

Grupo de Artepan durante la jornada

Semáforo

Semáforo

Durante la cata

Probando los alimentos

 

Comparte:
  • email
  • Twitter
  • Facebook
  • Digg
  • del.icio.us
  • Google Bookmarks
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • LinkedIn
  • Meneame
  • MySpace
  • Netvibes

Imprimir el post Imprimir el post

3 Comentarios

  1. Comentado 10 julio, 2011 a las 23:09 | Permalink

    Doy fé que el trabajo de la gente de Food Trend Trotters es fantástico… a seguirlos de cerca…porque estamos muy cerca de ellos 😉

  2. Comentado 11 julio, 2011 a las 11:26 | Permalink

    Gracias por el post. En eso estamos, intentando inculcar todo lo que se refiere al viaje como una forma de aprendizaje y emprendizaje. Un saludo

  3. Comentado 11 julio, 2011 a las 16:33 | Permalink

    Muchas gracias por el post fue un placer compartir experiencias contigo en el taller, ya sabes por donde andamos si necesitas cualquier cosa. Por cierto atento a algunos países asiáticos que van a ser grandes consumidores de pan en el futuro. Un abrazo

Escribe un Comentario

Su correo nunca será publicado ni compartido. Los campos requeridos están marcados *

*
*