Estuvimos en la feria de Santiago de Vitoria – Gasteiz

28
Jul
2011

La tradicional feria agrícola de Santiago se celebró la mañana del 25 de julio. Se estrenó ubicación en la zona de las universidades y volvieron a tomar parte los ganaderos.

La feria estaba dividida en dos zonas:

Por un lado la del ganado, con ejemplares de razas autóctonas. Allí los vitorianos pudieron observar las características de razas como la Frisona, Pirenaica, Limusina, Charolesa y Terreña en vacuno. No faltó a la cita el Caballo de Monte del País Vasco, La Pottoka ni el Asno de las Encartaciones; también había muestras de Porcino, Oveja Latxa y Cabra Azpi-Gorri aprovechando la oportunidad única de tenerlos vivos y en el centro de la ciudad.

GanadoMás ganadoPorcino

Fotos de la zona de ganado

Y, por otro lado, estábamos los puestos de productores artesanos de la provincia. También había maquinaria y carpas de consumidores, huertos urbanos, Slow Food

Es una feria que nos gusta mucho porque acerca el medio rural al consumidor. Es la única feria a la que asistimos junto a la de Bionekazaritza que se celebra en octubre. Verdaderamente, es en las pocas en las que el criterio a la hora de la presencia de los expositores se controla y se cierra la puerta a los revendedores.

La mañana estuvo muy animada a pesar de que amenazaba agua y de vez en cuando hacía acto de presencia. Además del recurrente tema de conversación sobre nuestra climatología, da gusto ver el interés por lo rural y lo artesano.

A nuestro juicio, podríamos diferenciar dos tios de consumidores, uno que se preocupa por lo que come, de donde viene, tiene criterio, aprecia el trabajo del productor, pregunta, exige, sabe… y otro que ha perdido totalmente la referencia al medio rural, no sabe de estacionalidad, cree que como en el supermercado hay de todo siempre, el agricultor de la Llanada lo tiene que tener (anécdota que nos contaba Ana Pz. de Arrilucea de Erentxun). Al ver un pan en forma de molde cree que es el de una marca industrial conocida, el precio y la comodidad son sus principales razones a la hora de elegir su compra, que cualquier alimento tenga diez -E es lo habitual, y muchos más ejemplos que podríamos poner.

Fue un gusto estar y charlar con público, amigos y productores. Vimos productos de la huerta, miel, vino, sidra, txakolí, aceite, trufa, pan, repostería, embutidos, queso, carne, huevos y muchas más cosas.

 

Idoia en el puesto de ArtepanTrufaTxakoli

AceiteVerduras y hortalizas

Fotos de la zona de los productores artesanos.

Los chicos y chicas de slow Food, una vez más dieron la talla y organizaron un laboratorio del gusto en el que los asistentes pudieron degustar platos elaborados con materias primas de aquí, la mayoría de producción ecológica y a la vez los productores de las mismas explicaban su trabajo. Algunos de los productos que se degustaron fueron: pastel de verduras ecológicas, un huevo de gallina rubia alavesa acompañada de una piperrada ecológica a la que siguieron unas albóndigas de ternera ecológica al vino de Rioja Alavesa, acompañadas de un pan de espelta ecológico, para terminar con un chupito de verduras naturales aceite de Rioja Alavesa y Sal de Salinas de Añana. Estas creaciones fueron maridadas con Arabako Txakolina y sidra ecológica de Ozaeta.

Si queréis más información sobre la feria os invitamos a visitar el blog de Slow Food.

 

Comparte:
  • email
  • Twitter
  • Facebook
  • Digg
  • del.icio.us
  • Google Bookmarks
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • LinkedIn
  • Meneame
  • MySpace
  • Netvibes

Imprimir el post Imprimir el post

Escribe un Comentario

Su correo nunca será publicado ni compartido. Los campos requeridos están marcados *

*
*